¿Cómo salgo de mis deudas? Aprende a pagar tu tarjeta de crédito

Published by Alex de Stori on

Tiempo de lectura 3 minutos

Vivir endeudado es una de las peores sensaciones que un ser humano puede experimentar, sin embargo, es una de las situaciones más comunes entre los adultos mexicanos, pues 8 de cada 10 viven endeudados con al menos 10 veces su sueldo. Pero tranquilo que no todo es malo, en este artículo encontrarás las mejores tácticas para pagar tu tarjeta de crédito.

No dejes que te coman las deudas y apriétale el cinturón a tus finanzas personales, para que el día de mañana puedas respirar tranquilo de haber liquidado todas tus deudas, ya sea con tu tarjeta de crédito, un crédito personal o hasta un préstamo.

Paga tu tarjeta de crédito con menor línea de crédito

En cualquiera de los métodos o buenas prácticas que te voy a compartir, es recomendable que dejes de gastar en tus tarjetas de crédito, de otra manera tu saldo irá incrementando mes a mes. 

Así que sí, al igual que cuando cortas con los carbohidratos de tajo, pasarás por un periodo de abstinencia y mucha disciplina para poder recuperar tu figura financiera. ¡Pero, sé fuerte, tú lo puedes lograr!

via GIPHY

Posteriormente, lo más recomendable es hacer tabla en una hoja de cálculo o si lo prefieres en una libreta, en la cual deberás anotar la cantidad que debes y en dónde la debes, más todos tus ingresos, esto para comenzar a hacer un presupuesto personal.

Si te sientes más cómodo, puedes realizar nuestro test de salud financiera para que te des cuenta de que tan “bien” o “mal” lo estás haciendo, de cualquier modo mantén la calma para que puedas tomar decisiones acertadas.

Aquí es en donde comienza lo bueno, si tienes diversas tarjetas de crédito, elige la que menos línea de crédito tenga, de esta manera verás resultados mucho más rápido y podrás continuar con el aliciente de estar tranquilo con una institución financiera.

Vamos a ser sinceros, aunque en este método la retribución a corto plazo, reconforta mucho más, no evitarás pagar tantos intereses, pero algo es cierto, una deuda menos, mentalmente ya nos hace dormir mejor.

Mientras tanto, asigna el pago mínimo a todas tus demás deudas, así podrás mantenerte al corriente y tu historial crediticio no se verá afectado de manera negativa.

Paga la tarjeta con mayor línea de crédito

Si tú como yo eres de los que prefiere soluciones más fuertes, que te aseguren salir adelante pagando lo menos posible, esta táctica es para ti, aunque puede ser un poco más dolorosa para ti y tu bolsillo, sin duda te evitará pagar intereses de más.

Eso sí, como en el método anterior, tienes que dejar de lado tus lujitos, dejar de gastar y pagar tu tarjeta de crédito. Esta es la única manera de que los consejos que te estoy dando, funcionen.

La gran diferencia de esta técnica con respecto a la anterior, es que en lugar de abonar a la tarjeta que menos línea crédito te dé, deberás hacerlo con la que tengas una deuda más grande.

En caso de tener dos tarjetas con la misma línea de crédito y no encuentres como desempatar entre las dos, fíjate en la tasa de interés anual y el CAT. 

via GIPHY

La que tenga una tasa más alta, es a la que le vas a dedicar la mayoría de tu presupuesto, de esta manera, aunque puede ser que te tardes unos meses o incluso años, será la manera en la que evitarás pagar más por tus deudas.

Recuerda no preocuparte de más y mejor ocúpate en resolver los problemas que tengas con las instituciones financieras, comprendemos que es muy fácil endeudarse cuando no se tiene una buena educación financiera, pero ahora que la tienes, no la desaproveches y aprende a pagar tu tarjeta de crédito.

Stori dato

¿Mujer precavida vale por dos? Yo digo que mujer y hombre, pues al estar preparados ante las posibles adversidades, nos mejora el panorama cuando vivimos los tragos amargos de la vida.

Ser totalero siempre va a ser tu mejor opción, pero, las desgracias pueden suceder, desde que a tu coche se le poncho una llanta, hasta una enfermedad, aunque sea una gripe simple, los medicamentos siempre se salen de nuestro presupuesto.

Por eso, te propongo empezar hoy un reto de ahorro, el cual a lo largo de 52 semanas te dejará con el dinero suficiente para poder pagar tu tarjeta de crédito totalmente, o incluso tener unas merecidas vacaciones en la playa, bueno ya mínimo en un pueblito mágico.

No te preocupes más y síguenos en nuestras redes sociales, donde continuamente publicamos contenido sobre educación financiera, que te ayude a mejorar tu vida.