¿Existen ventajas en la comisión por apertura?

Published by Alex de Stori on

Tiempo de lectura 2 minutos

En la vieja normalidad cuando queríamos entrar a un antro o incluso a un restaurante se nos pide pagar una cuota para poder pasar y disfrutar de buenos momentos a lado de nuestros familiares y amigos, esto tal vez se pueda parecer a la comisión por apertura.

La comisión por apertura es la cuota o cantidad de dinero que cobra una institución financiera por los trámites administrativos de apertura de un crédito y formalizarlo, el cual puede llegar a oscilar entre el 1% y el 4% de la cantidad total.

Por ejemplo, si pidieras 2 mil 500 pesos tu comisión por apertura sería de entre 25 y 100 pesos, un precio justo por tener la posibilidad de disfrutar de ese dinero para comprar lo que necesites o tal vez algún lujito.

via GIPHY

Ventajas de la comisión por apertura

Como todo en la vida siempre existe el lado positivo y negativo de las cosas, es por eso que te presento algunas de las ventajas de tener una comisión por apertura en tus tarjetas de crédito o incluso en tus préstamos.

Normalmente las comisiones por apertura sirven para promocionar un producto con un buen tipo de interés, es decir, un producto con una tasa de interés muy reducida y se acostumbra pagarse de contado en el momento de firmar el contrato para el crédito solicitado.

via GIPHY

Cómo evitar el pago de comisiones

Aunque es imposible no pagar la comisión por apertura en los productos financieros que ya los tienen estipulados si puedes evitar el pago de otras comisiones.

Algunas de las recomendaciones que puedes seguir para evitar las comisiones en las tarjetas de crédito son:

  • Antes de contratar, compara diferentes opciones.
  • Usa tu tarjeta de manera moderada y en función de tus ganancias.
  • No se trata de una extensión de tus ingresos.
  • Ten presente la fecha de corte y la fecha de pago.
  • Evita pagar sólo el mínimo, lo ideal es pagar tu deuda completa o al menos el doble del mínimo.
  • Ten cuidado con los meses sin intereses, recuerda que muchos pagos pequeños se vuelven un pago grande.
  • Usa preferentemente tu tarjeta para adquirir bienes duraderos, no para pagar la despensa o como dinero adicional.
  • Trata de no usar tu plástico para sacar efectivo de los cajeros automáticos, debido a que es un financiamiento caro por la comisión e interés que cobran.
  • Recuerda siempre revisar tu estado de cuenta y conservar tus comprobantes.

Si te interesa aprender más sobre las comisiones, te recomiendo leer nuestro artículo: El ABC de las comisiones en las tarjetas de crédito, en donde te explicamos todas y cada una de las cuotas que podrían estar cobrando tus productos financieros.

Por lo pronto te sugiero que no pierdas la oportunidad de ser parte de un movimiento de inclusión financiera en México con Stori, recuerda que nosotros buscamos tu estabilidad y crecimiento económico, no llenarte de deudas la cartera.

¡Solicita tu Stori aquí! Sin engaños, ni mentiras, nosotros sí te explicamos las letras chiquitas. ¿Qué esperas? Invita a tus amigos a que conozcan Stori y ayúdanos a crear una gran comunidad.


0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *