La tarjeta que más te conviene para tu vida

Published by Alex de Stori on

Tiempo de lectura 4 minutos

Realizar tus sueños siempre tiene un costo y no solo monetario, sabemos que te esfuerzas el doble o el triple para lograr que tus metas se vuelvan realidad, por eso es por lo que es tan importante para nosotros mostrarte la tarjeta que más te conviene para que veas estas herramientas financieras, como eso, como una ayuda y no cómo algo que te perjudica.

Tarjeta garantizada

Un “lo siento” ¡no es suficiente! A todos nos ha pasado que cometimos un error y queremos remediar nuestra equivocación, en el caso de tu vida financiera, si tuviste el mal tino de manejar deficientemente tus anteriores tarjetas de crédito, ahora tienes una manera de reparar tu historial con una tarjeta garantizada.

Sin embargo, como cuando lastimas a tus seres queridos, cuesta cierto trabajo conseguir la oportunidad de demostrar que ya cambiaste y de algún modo debes de asegurarles que es así.

Lo mismo pasa con una tarjeta garantizada, en la cual le aseguras al banco con una cantidad similar a la de tu línea de crédito, que no vas a volver a meter la pata. Pero una vez que recuperas la confianza de tu institución, puedes volver a aspirar a tener nuevas oportunidades de crédito, como con Stori con garantía.

via GIPHY

¡Ten paciencia! Recuerda que todas las cosas buenas de la vida merecen el tiempo y el dinero que les dedicamos, pues con ello vienen frutos más grandes. Así que, si tú también tomaste malas decisiones en tu pasado financiero, esta es la tarjeta que más te conviene.

Tarjeta de crédito

Tener historial crediticio es uno de los requisitos más importantes para solicitar cualquier tarjeta de crédito, sin embargo, si es “bueno” o “malo”, en Stori no determina la decisión para otorgártela, porque creemos que la inclusión financiera es lo mejor que le podemos aportar a México.

Contar con una tarjeta de crédito en tu mano te da la oportunidad de autofinanciarte mes a mes y créeme no hay nada como ser independiente económicamente, claro que hay que ser responsables en el uso de ella para poder gozar de todos los beneficios de una tarjeta de crédito.

Como Magda que es una mamá soltera con dos pequeños, para sacarlos adelante su vecina le dijo que podía comenzar a vender productos de belleza en una compañía dedicada a este giro, sin embargo, para adquirir el maquillaje necesita invertir un dinero que no tiene.

Una tarjeta de crédito puede ayudarte a cumplir tus metas como a Magda que con su tarjeta Stori compró lo que necesitaba para poder comenzar su negocio.

Magda ha leído el Stori Blog y ya sabe que debe pagar ese dinero con sus ganancias, así que gracias a sus ventas puede pagar la tarjeta de crédito y darles a sus hijos todo lo que les hace falta. Así, además de ser una superheroína para sus pequeños, comienza a reflejar un buen comportamiento en su historial crediticio.

Lo cual al cabo de unos meses la lleva a solicitar un crédito personal en una institución bancaria para rentar un local, pues la gran demanda que tiene ya no le permite manejar por toda la ciudad para distribuir su mercancía.

Así es como poco a poco Magda le saca provecho completamente a su dinero, sin necesidad de llevar efectivo y arriesgarse a perderlo o ser asaltada. 

Además, aprovecha el programa de recompensas de Stori y hace su despensa en Justo, por lo que tampoco se preocupa por la alimentación de sus pequeños, mientras disfruta del 5% de cashback en sus compras.

via GIPHY

Si te identificas con Magda y también eres el sustento de tu familia sabes que la tarjeta que más te conviene es una de crédito, pero no cualquiera, la Stori.

Tarjeta de débito

Si eres primerizo en utilizar tu dinero a través de un plástico, tu primera opción debería ser una tarjeta de débito, de esta manera aprenderás a controlar tus gastos y el único riesgo es que te acabes el dinero de tus ahorros.

Así que, si es cierto que no te endeudas con nadie, pero también el riesgo es completamente tuyo y cuando tus ahorros se acaben, nadie más te prestará dinero.

Además, recuerda que, si eres víctima de la delincuencia o de un cargo no reconocido, no podrás disponer de tu dinero, en tanto el banco resuelve la reclamación a tu favor.

via GIPHY

Pero no te preocupes, tener ‌tus‌ ‌ahorritos‌ ‌es‌ ‌una‌ ‌buen‌ ‌comportamiento‌ ‌financiero‌ ‌que‌ ‌a‌ ‌la‌ ‌larga‌ ‌te‌ ‌trae‌ ‌beneficios‌ ‌como‌ ‌que‌ ‌las‌ ‌instituciones‌ ‌bancarias‌ ‌te‌ ‌volteen‌ ‌a‌ ‌ver‌ ‌para‌ ‌ser‌ ‌un‌ ‌buen‌ ‌candidato‌ ‌para‌ ‌manejar‌ ‌un‌ ‌crédito‌ ‌pues‌ ‌eres‌ ‌una‌ ‌persona‌ ‌con‌ ‌el‌ ‌suficiente‌ ‌dinero‌ ‌para‌ ‌liquidar‌ ‌la‌ ‌deuda‌ ‌que‌ ‌adquieras.

Así que todo a su tiempo, si aún tienes un poco de miedo tener esta es la tarjeta que más te conviene, vas poco a poco, pero seguro. ¡Atrévete! Y da el salto de fé y cambia tu débito por un crédito.

Si tu prefieres ver los beneficios uno en contra de otro, te dejo esta tabla para que puedas considerar mejor tu decisión.

Stori dato

Las primeras tarjetas garantizadas, parecidas a Stori con garantía, las creó una institución financiera llamada S&L, en California, Estados Unidos al final de la década de los 70.

Su uso fue incrementando en las décadas de los 80 y 90, cuando al menos 100 bancos comenzaron a ofrecerlas dentro de sus servicios financieros.

No es de sorprender que la dificultad para ubicar un banco con un programa de tarjeta garantizada llevó a algunos consumidores a enviar dinero a instituciones financieras de mala reputación por lo que muchos de ellos perdieron se quedaron sin dinero y sin tarjeta.

Gracias a esto a principios de la década de los 90 Mastercard y Visa implementaron pautas que desde entonces rigen la oferta de tarjetas garantizadas por los bancos.