Los meses sin intereses (MSI) ¿Te ayudan o te perjudican?

Published by Alex de Stori on

Tiempo de lectura 3 minutos

¡Benditos meses sin intereses! Siempre nos alivianan cuando más paupérrimos nos encontramos, sin embargo, puede llegar a ser un arma de dos filos que nos lleve a nuestra ruina financiera, si no los sabemos utilizar de la manera adecuada.

A quién no se le ha atravesado la pantalla plana de sus sueños con una promoción a meses sin intereses y sintió la tentación de llevársela a casa. ¿Pero es realmente necesaria?

Quizá sí la va a utilizar toda la familia y cuentas con la solvencia económica necesaria, tomar esa promoción es una buena idea. De lo contrario a menos de que estés dispuesto a comer pantalla plana todos los meses, es importante priorizar y preguntarte si genuinamente la necesitas.

Si de plano te pones peor que Gollum en el Señor de los Anillos y ¡la preciosa ya es tuya! deberás tener en mente los pros y contras de comprar a meses sin intereses.

via GIPHY

Para empezar, sé muy cuidadoso, este tipo de promociones es justo eso: una promoción que te pueden ayudar a pagar de manera mucho más cómoda pero NO son ofertas, se precavido.

Por ejemplo, ¿Alguna vez perdiste los beneficios prometidos por tu promoción de meses sin intereses y no te enteraste ni de por qué?

La desinformación es el peor enemigo del hombre y más aún si tienes una tarjeta de crédito, debes tener cuidado al realizar una compra de este modo, pues deberás vigilar la manera en la cual se te aplicarán los pagos.

“Al primo de un amigo” le pasó que por no estar bien informado o porque el comercio se quiso pasar de listo, se invalidó la promoción y le cobraron de golpe (en una sola exhibición) el monto restante en el siguiente corte de la tarjeta.

¿Cómo funcionan los Meses Sin Intereses?

Pero precisamente por eso es que te voy a contar cómo funcionan, pues resulta que a pesar de su gran fama, la mayoría de la gente no tiene una idea muy clara de cómo funcionan, pero es bastante simple.

Resulta que al elegir esta modalidad el banco asume tu deuda total y le paga al comercio, descontando esa cantidad de tu línea de crédito y dependiendo del número de meses que hayas elegido, te irá cobrando en el pago mínimo + la parcialidad correspondiente.

cómo funcionan los meses sin intereses

Por esto es importante que seas exageradamente minucioso pues en algunas ocasiones debes prestar atención hasta la hora en la que pagas, sobre todo si lo haces por medio de una transferencia.

Por ejemplo: Daniel tiene una línea de crédito de 20 mil pesos y quiere pagar un viaje para visitar a su mamá, el vuelo le sale en 11 mil pesos y decide pagarlo con su tarjeta a meses sin intereses. ¿Qué pasa con su dinero?

La aerolínea recibe el pago total por su servicio y quien te da el chance de cuates de pagarlo en cómodos plazos es el banco, pero peor que la señora de la tienda, si te atrasas o le pagas menos de lo que te pide al mes para seguir en la lista de los que sí pagan, se cobrará todo lo que te prestó en una sola exhibición pero ahora con intereses, además de acusarte con tu mamá (reportar una mala nota en el buró de crédito).

Los meses sin intereses tienen historia

Esta promoción llegó a México hace 20 años cuándo Palacio de Hierro y American Express se aliaron para atraer más clientes a una de sus ventas especiales.

Este modelo fue importado de Argentina en los años 80. Se creó para apoyar a sus tarjetahabientes en compras que requerían gastos importantes durante la crisis económica.

Sin embargo en nuestro país hay una gran cantidad de personas que ponen a meses sin intereses hasta las ligas para el cabello. Lo cual sumando poco a poquito termina siendo contraproducente pues nos endeudarnos con más dinero del que podemos pagar.

No seas ese primo del amigo que tiene problemas con su tarjeta de crédito por este método de pago.

Stori Dato

A través del estudio Hábitos Financieros en Línea 2017 en el que participaron Google y American Express, determinaron que  el método de pago preferido por los millennials son los maravillosos meses sin intereses.
La investigación mostró que 9 de 10 millennials usan con mayor frecuencia su tarjeta de crédito por encima de la de débito, tendencia que es más alta en aquellos que tienen una edad entre los 26 y 35 años, teniendo como razón principal la posibilidad de hacer pagos en mensualidades sin intereses.


0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *