¡Necesito financiamiento! ¿Qué elegir, Créditos o Préstamos?

Published by Alex de Stori on

Tiempo de lectura 3 minutos

¡Dos de tres caídas sin límite de tiempo! En esta esquina tenemos a los rudos representados por los préstamos y en esta otra representando a los técnicos, los créditos. Si tu como yo ya tienes en la cabeza: Necesito financiamiento, pon atención a esta dura batalla porque ambos lucharán por entrar a tu presupuesto.

Ambos productos financieros debes de manejarlos con cuidado para no terminar endeudado hasta las manitas y terminar en la lona, un poco siguiendo la analogía del párrafo anterior.Sin embargo, debes de tener en mente 4 factores clave al momento de solicitar un préstamo o pedir un crédito.

El primero es el monto y la finalidad, para resolver esta duda puedes preguntarte ¿Busco liquidez o voy a realizar una compra muy grande? Dependiendo de cual sea tu respuesta, es preferible que contrates un crédito o un préstamo.

El segundo factor que debes de tener en cuenta es la amortización, o el tiempo de devolución del dinero con el que fuiste beneficiado, todos estamos de acuerdo que no es lo mismo pasar 5 años pagando un celular que 10 años pagando una casa. ¿Cierto?

via GIPHY

No dejes de lado los intereses que cada uno te va a generar, por ejemplo en el caso de un préstamo aunque pueda llegar a generar menos intereses, en un crédito como el de tu tarjeta Stori tu tienes el control de tu deuda y sólo pagarás estos por el dinero que utilices. 

Por último, considera los términos de renovación, pues como ya lo hemos platicado antes, tu tarjeta de crédito es revolvente, por lo que no tendrás que iniciar un nuevo contrato en caso de que quieras volver a utilizar la totalidad de tu línea, basta con que finiquites tu deuda.

Esto lamentablemente no pasa con los préstamos, por lo que en caso de volver a requerir dinero, tendrás que solicitarlo nuevamente, entregando la documentación que la institución financiera te requiera. Así que pregúntate muy bien: ¿Para qué necesito financiamiento?

Créditos

Por definición un crédito es la cantidad de dinero, con un límite fijado, que una entidad pone a disposición de un cliente, estos se se conceden durante un plazo, pero a diferencia de los préstamos, cuando éste se termina se puede renovar o ampliar.

Basta con que vayas regresando el dinero de tu crédito para volver a utilizarlo, como en el caso de tu tarjeta Stori, si tu línea de crédito es de tres mi pesos puedes usarla toda en una sola compra. Para volver a utilizarla solo tienes que regresar el dinero.

via GIPHY

Como te decía anteriormente los intereses de los créditos suelen ser más altos que los de un préstamo, pero, como ya hemos dicho, sólo se paga por la cantidad utilizada.

Si en tu cabeza ronda la idea: Necesito financiamiento, recuerda que los créditos sirven más para afrontar períodos pasajeros de falta de liquidez. Tómalo en cuenta para elegir el producto financiero que más te convenga. 

Préstamos

Por otro lado, aunque muy parecido, un préstamo no es igual a un crédito; este es la operación financiera en la que una entidad o persona le entrega a otra una cantidad fija de dinero al comienzo de la operación, con la condición de que se le devuelva esa cantidad junto con los intereses pactados en un plazo determinado. 

La devolución de este préstamo normalmente se realiza mediante cuotas mensuales, trimestrales o semestrales. Por lo tanto, la operación tiene una vida determinada.

Los intereses se cobran sobre el total del dinero prestado, así que en realidad no importa si lo usas todo o no, tendrás que pagar hasta el último centavo.

Por eso es que los préstamos suelen concederse para financiar la adquisición de un activo como puede ser un coche o una casa.

Así que en esta batalla a dos de tres caídas sin límite de tiempo, tú eres el único referí que puede determinar quién gana y formará parte de tus productos financieros. 

via GIPHY

Stori dato

Si seguiste hasta aquí y te gusta la historia, como la fascinante historia de los impuestos de la cual ya hemos hablado, créeme que no te vas a decepcionar.

Los créditos y los préstamos han sido fundamentales para el desarrollo del comercio y la economía a lo largo de la historia.

Todo comenzo con el trueque, las monedas, los primeros préstamos con intereses en Grecia y Roma, la evolución de los agentes bancarios y prestamistas judíos, hasta llegar a la era digital.

Alguna vez te preguntaste ¿Por qué durante mucho tiempo los judíos fueron prácticamente los únicos banqueros del mundo?Todo se debe a un fundamento religioso y cultural.


0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *