¿Qué es una tarjeta garantizada y de qué me sirve?

Published by Alex de Stori on

Tiempo de lectura 4 minutos

Una tarjeta de crédito es la mejor manera de crear un historial crediticio, pero muchas veces necesitas un buen historial crediticio para tener una tarjeta de crédito. Y es así como todo se empieza a complicar, pero no dejes de leer porque tal vez una tarjeta garantizada sea la opción que buscas.

Ya habíamos hablado de la diferencia entre tarjetas de crédito y tarjetas de débito. Ahora hablemos de tarjetas garantizadas y tarjetas “no garantizadas”.

¿Qué es una tarjeta garantizada?

Vamos por pasos: El término garantizada no necesariamente significa que pagando tu garantía las instituciones te la van a dar sí o sí. ¡Lo siento! Las reglas no las hice yo.

En Estado Unidos se llaman tarjetas aseguradas (secure cards).

Garantizada se refiere a que están respaldadas por una garantía que tú pagas, generalmente la garantía es un monto (la cantidad que pagas) igual a la línea de crédito que recibes. Si pagas una garantía de $3,000.00 lo que recibes es una línea de crédito por tres mil pesos mensuales.

¿O sea que tienes que depositar 3 mil pesos cada mes? No. No y ¡No!

El pago de la garantía es un pago único que realizarás una sola vez durante el tiempo que dure tu contrato. Lo que tienes que pagar cada mes son tus consumos como con cualquier otro medio de pago.

De cualquier modo y para que no tengas ninguna duda, aquí te dejo el proceso por el que debes de pasar para obtener tu Stori con garantía.

¿Qué pasa con mi garantía?

Básicamente funciona como cuando andas de vacaciones y rentas un auto, una lancha o lo que sea; cuando la dejas de usar te devuelven tu garantía.

Con una tarjeta de crédito garantizada pasa lo mismo, haces tu pago de garantía, si te aprueban el crédito, firmas tu contrato y si en algún momento se cancela tu tarjeta, en ese momento (si es que no debes nada) te la devuelven íntegra.

Las instituciones “guardan” la garantía para protegerse y protegerte en caso de que tengas algún retraso en tu pago.

Pero no sólo es para casos de mal comportamiento financiero. Como ya te había dicho, si la manejas bien, tendrás más oportunidades. 

Hay tarjetas que después de un tiempo de utilizarlas te ofrecen algún plan de graduación.

Cada institución lo maneja de manera diferente y puede ir desde el aumento de tu línea de crédito, sin que tengas que pagar más de garantía, que te cambien a un plan mayor o te ofrezcan una nueva tarjeta sin garantía y en varios casos, después de ser cumplido con tus pagos, te pueden devolver la garantía.

Tarjetas de crédito Vs. Tarjetas garantizadas

Entonces ¿Hay diferencias entre tarjetas de crédito y garantizadas?

Generalmente, la mayor diferencia entre este y otro tipo de tarjetas de crédito es el pago de la garantía, por lo demás, el comportamiento es exactamente el mismo:

  • Puedes utilizarla en cualquier establecimiento que reciban tarjetas de crédito.
  • Te ayudan a tener una buena salud financiera.
  • Tienes fechas que cumplir y montos a cubrir.
  • Se reporta tu comportamiento a buró de crédito.

En resumen, la única diferencia es cómo la obtienes, pagando una garantía o no.

“Ya tengo TDC en otros bancos y no me piden garantía”

¡Es correcto! Pero…

Recuerda que todas las actividades financieras de crédito se reportan a Buró, así como todas las consultas.

Si alguna institución te ofrece como única alternativa una tarjeta de crédito garantizada puede haber muchas variables y todas dependen de las políticas de cada institución.

Por ejemplo:
Juan Carlos sacó en un periodo muy corto de tiempo 2 tarjetas de bancos tradicionales, una de una Fintech y todas las tarjetas de débito que se están poniendo de moda. Para que se las dieran, todas las instituciones que ofrecen crédito hicieron consultas al buró de crédito y eso prendió “focos rojos” en su expediente y las instituciones le negarán las tarjetas o cualquier otro producto financiero.

Muchas tarjetas NO es buena idea.

Otro caso puede ser el de Daniel que trabaja de freelance y no puede comprobar ingresos, aunque tenga solvencia (lana para pagar la tarjeta) no hay una manera formal de comprobar el historial y seguramente lo que recibirá al solicitarla es una tarjeta de crédito garantizada.

¿Un ejemplo más?

Ahí te va: Si por algo destruiste tu reputación financiera, pero ya aprendiste y quieres portarte bien de hoy en adelante, una tarjeta garantizada te ayuda a reconstruir tu historial sin que corras muchos riesgos.

“Mejor saco una de débito”

Pues… No. Porque con la tarjeta de débito lo que estás gastando es tu propio dinero, pierdes las ventajas de que una institución te preste dinero unos días sin que tengas que contar inmediatamente con el dinero disponible.

Y acá hay un tema que nadie, bueno, bueno… casi nadie te dice: Las tarjetas de débito no reportan tus transacciones a buró y pues, tu historial crediticio no se va a recuperar nunca. Con una tarjeta de crédito ¡Sí!

Aquí te va cómo debes de usar una tarjeta de crédito garantizada

Si lo que quieres es construir o reconstruir tu historial crediticio toma en cuenta lo siguiente:

  • No hagas compras grandes que saturen tu crédito y después no puedas pagar a tiempo.
  • Respeta tus fechas y montos de pago.
  • Revisa las políticas de graduación de tu tarjeta.

Resumen de una tarjeta garantizada

Aunque te autoricen o ya tengas una tarjeta de crédito, con una tarjeta garantizada puedes hacer tus compras diarias y hacer tus pagos en tiempo y seguir mejorando tu historial.

Las tarjetas con garantía no son malas, no son un fraude, no se quedan con tu dinero o cualquier otro de los mitos urbanos que hayas leído. Son una alternativa más con funciones diferentes para sanar tu historial de crédito.

¿Tú solicitarías una tarjeta de crédito garantizada? ¿Las conocías? Cuéntanos en los comentarios qué opinas.


0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *