Propiedad intelectual: Cuando tus ideas llenan tu cartera

Published by Alex de Stori on

Tiempo de lectura 3 minutos

¿Qué tienen en común Bill Gates, Mark Zuckerberg, Coco Chanel y nuestro gran “Divo de Juárez” Juan Gabriel? Sencillo, todos estos personajes hicieron historia por generar dinero gracias a sus ideas, pero sobre todo por tener la precaución de protegerlas como propiedad intelectual.

Cambiaron la vida de miles, incluso millones de personas con una sola idea o ¿Te puedes imaginar una fiesta familiar donde tus tías no bailen el Noa-Noa? Pero sobre todo ¿Te imaginas una vida donde no existan redes sociales para postearlo?

via GIPHY

Así como estas mentes brillantes, a diario hay miles de personas protegiendo sus ideas para ser los únicos que puedan sacar provecho y ganar dinero de ellas, porque no faltan los “listillos” que se quieran colgar del logro ajeno.

El derecho de propiedad intelectual protege todas las creaciones de la mente: invenciones, obras literarias y artísticas, así como símbolos, nombres e imágenes utilizados en el comercio.

Tus ideas llenan tu cartera

Todos hemos tenido una gran idea y hemos pensado: “Con esto me hago millonario” y es completamente posible, siempre y cuando lo protejas como propiedad intelectual.

Uno de los casos más increíbles es el de Joy Mangano ¿Te suena el nombre? Tal vez el nombre no, pero su película “Joy” personificada por la talentosa actriz Jennifer Lawrence sí.

Joy Mangano era una ama de casa frustrada por sus labores diarias de limpieza, pero sobre todo de tener que escurrir con sus propias manos su trapeador, por eso inventó un mecanismo para escurrirlo sin la necesidad de tocarlo.

via GIPHY

Este singular invento fue registrado y protegido como “Miracle Mop” al principio le costó mucho trabajo posicionar su invento, lo ofrecía de casa en casa, sin embargo, estaba tranquila porque su patente la protegía de robos a su propiedad intelectual.

El trapeador milagroso le trajo a Joy su primer millón de dólares, pues logró vender grandes cantidades a través de programas de telemercadeo. Desde entonces, Joy inventó y patentó los ganchos antideslizantes, aromatizadores y organizadores de clóset. ¡Ahora gana más de 10 millones de dólares anuales!

¿Cómo puedo proteger mis ideas?

Para empezar, es necesario que definas qué buscas proteger: un olor, sabor, marca, etc; Si no tienes ni idea de la categoría en la que se encuentra tu idea, el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial desarrolló un formulario que puedes realizar aquí para salir de dudas.

Puedes hacer tu solicitud a través de su página de internet y siguiendo unos sencillos pasos, lo único que necesitas tener a la mano una dirección de correo electrónico y tu CURP.

La propiedad intelectual tiene dos categorías: Propiedad industrial, que son patentes de invención, marcas, diseños industriales y las indicaciones geográficas; y derechos de autor, que abarca obras literarias, películas, música, obras artísticas y diseños arquitectónicos.

Registrar tu idea es un paso importante que puede evitar plagios, aprovecha que en nuestro país proteger la propiedad intelectual es relativamente sencillo, aunque puede ser un poco tardado, pero no te desesperes y desistas pues solo estarías fomentando la piratería, contra la cual lamentablemente no se puede hacer absolutamente nada.

via GIPHY

¡No pierdas más el tiempo, protege tus ideas y llena esa cartera de billetes!, esto también cuenta como un activo a tu favor, en palabras simples un bien tangible que te dará dinero a largo plazo. Date la vida que siempre mereciste.

Stori dato

¡Los sonidos pueden ser una marca! Por esta razón Bayer la empresa químico-farmacéutica alemana tiene registrado ante la Oficina Propiedad Industrial de Colombia a Alka Seltzer como una marca sonora. O sea que nadie puede utilizar ese sonido en el país Sudamericano sin vérselas con Bayer.

Categories: Educación Financiera

0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *